viernes, marzo 09, 2007

La Asociación Médica Americana entra en razón

Han tenido que pasar varias décadas desde que la experiencia del doctor Atkins demostrara la efectividad y seguridad de su dieta, pero al fin también la influyente Asociación Médica Americana se da cuenta de ello, sobre las pruebas concluyentes de un estudio de la Universidad de Stanford.

Así lo ha hecho saber la asociación en su revista JAMA, citada en España por El Mundo en el artículo que aquí reproduzco:

Un análisis de cuatro dietas aporta nuevos datos sobre la forma idónea de perder peso


CRISTINA G. LUCIO (elmundo.es)

MADRID.- La dieta Atkins vuelve a ser noticia. Un estudio publicado en el último número de la revista 'Journal of the American Medical Association' ('JAMA') asegura que este régimen bajo en hidratos de carbono es efectivo para perder peso y no conlleva efectos adversos en el plazo de un año.

Muy popular desde la década de los 70, la dieta Atkins propone reducir prácticamente a cero la ingesta de hidratos de carbono. Quienes la practican, por tanto, tienen que renunciar al pan, la pasta o el arroz, pero pueden consumir otros alimentos tradicionalmente prohibidos en cualquier régimen, como el tocino.

La mayoría de los dietistas recomiendan justamente lo contrario, una alimentación rica en carbohidratos y baja en grasas, siguiendo las guías profesionales.

¿Una dieta segura?

La controversia ha acompañado a la dieta Atkins desde hace años. El incremento del consumo de grasas que produce seguir este régimen había hecho pensar en la posibilidad de que incrementara a largo plazo el riesgo coronario. Y, aunque una investigación recientemente publicada en la revista 'New England Journal of Medicine' había asegurado que las dietas bajas en hidratos de carbono son seguras, faltaba una investigación más exhaustiva que comparara los beneficios y efectos de este tipo de dietas con otros regímenes.

Con este objetivo, el equipo del doctor Christopher D. Gardner de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) inició este estudio que compara los efectos de cuatro dietas: Atkins (que prácticamente prohíbe los carbohidratos), Zone (baja en carbohidratos), Ornish (alta en hidratos de carbono) y LEARN (basada en las guías de dietistas norteamericanos, reduce el consumo de grasas y aumenta la ingesta de hidratos de carbono).

La investigación se realizó en 311 mujeres premenopáusicas con problemas de sobrepeso u obesidad que no sufrieran diabetes, cada una de las cuales fue sometida a una de las cuatro dietas. Durante un seguimiento de 12 meses, además de medir sus pérdidas de peso, también se tuvo en cuenta los efectos de la dieta sobre los niveles de colesterol "bueno" (HDL), "malo" (LDL), triglicéridos, tensión, insulina, glucosa, grasa corporal y la relación entre las medidas de su cadera y cintura.

Los resultados del trabajo mostraron que las mayores pérdidas de peso se producían en aquellas mujeres que habían seguido la dieta Atkins (una media de 4,7 kilos). Además, sus niveles de colesterol, glucosa o tensión eran comparables o incluso mejores que los del resto de mujeres.

"Interpretamos estos hallazgos para sugerir que no hubo efectos adversos en las variables de lípidos para las mujeres que siguieron la dieta Atkins comparadas con otras dietas", explican los autores de este estudio. "Las preocupaciones sobre posibles efectos metabólicos adversos de la dieta Atkins no se han probado en los 12 meses del estudio", añaden.

Con todo, la controversia sobre los beneficios de esta dieta continúa abierta. Los autores de esta investigación reconocen que son necesarias posteriores investigaciones ya que "no se ha podido determinar si los beneficios [asociados a la dieta Atkins] se atribuían específicamente a la ingesta baja de carbohidratos u a otros aspectos de la dieta (como la alta ingesta de proteínas)".

Además, también hay que remarcar que el estudio se realizó sólo en mujeres premenopáusicas, por lo que las conclusiones no pueden extrapolarse a otras poblaciones sin cautela.

Por otro lado, los autores recomiendan a los profesionales de la medicina que alerten a sus pacientes de que para conseguir una pérdida de peso a largo plazo, no sólo es necesario tener en cuenta los macronutrientes que se ingieren, sino que la cantidad de energía que se consume tiene que ser menor que la que se gasta.

sábado, octubre 28, 2006

Lo que dice Atkins: refrescos 'light'

Una de las cuestiones que surgen más a menudo y entre las que parece haber más confusión entre quienes siguen el método Atkins, por lo que puede verse en el foro, es si está permitida la coca-cola light u otros refrescos sin azúcar similares. Eso es debido a que entre sus ingredientes lleva dos productos contra los que previene el doctor Atkins: cafeína y aspartamo. Pero eso no quiere decir que no pueda consumirse. En esta bitácora no tenía una entrada dedicada específicamente a este tema, así que recojo aquí lo que expliqué en el foro sobre lo que se dice al respecto en el libro 'La nueva revolución dietética del doctor Atkins':

La coca-cola light lleva aspartamo (que es como se llama en español, aspartame es en inglés). No viene la palabra en la lata, pero sí viene su clave identificativa: E-951. En cuanto a si se puede o no se puede consumir aspartamo, debe quedar clara una cosa: el doctor Atkins NO LO PROHÍBE, aunque sí lo desaconseja, por dos motivos: duda de sus posibles efectos secundarios y afirma que EN ALGUNAS PERSONAS puede perjudicarles en su proceso de pérdida de peso.

Así lo podéis ver en el libro:

"No recomiendo consumir aspartamo porque existen dudas sobre sus posibles efectos nocivos". (capítulo 11)

"Vigile el consumo de aspartamo. Evítelo si es posible. Esto significa también evitar los productos endulzados con este ingrediente, como las gaseosas". (cap. 18 )

"Evite el aspartamo. Este edulcorante artificial se ha relacionado con ciertos riesgos de salud y debe evitarse siempre que sea posible. Aunque se desconoce la causa, observaciones clínicas avalan que para algunas personas el adelgazamiento es lento si ingieren aspartamo". (cap. 15, referido a las personas que hayan sufrido un estancamiento)

¿Qué se puede deducir de esto? En primer lugar, que quien tenga dificultades para perder peso y esté tomando bebidas con aspartamo, debe suprimirlas para comprobar si es una de esas personas a las que se refiere el doctor Atkins y puede adelgazar más rápidamente al retirarlo.En caso contrario, o para quien no tenga problemas para adelgazar, lo único que le puede hacer suprimir el aspartamo es el temor a que le perjudique la salud.

Personalmente, no tengo ese temor. No creo que el riesgo sea mayor que el riesgo que existe de contraer cáncer de piel por tomar el sol, de sufrir un infarto por hacer ejercicio, de tener un accidente por conducir, y tantas y tantas cosas contra las que nos alertan hoy en día. Hombre, seguramente el abuso de cualquiera de estas cosas puede ser causa de riesgo, pero a mí no me parece que por tomar un par de coca-colas light al día esté poniendo en peligro mi salud, como tampoco por hacer una hora de ejercicio o por tomar el sol con precaución. Habrá gente a la que todo esto le dé miedo, por supuesto, y cada uno es libre de tomar la decisión que quiera.

Por último, por lo que se refiere a la cafeína, que es otro de los ingredientes de la coca-cola light, tres cuartos de lo mismo: NO ESTÁ PROHIBIDA, aunque no se recomienda. Así lo dice Atkins:

"Un exceso de cafeína puede causar inestabilidad del azúcar en la sangre. Es preciso evitar la cafeína, sobre todo los que sospechan dependencia a esta sustancia". (cap. 11)

Fijaos que dice UN EXCESO. No especifica cuánto se considera exceso, pero no creo que la cantidad que contienen un café o dos, y muchísimo menos la de las coca-colas, pueda merecer tal calificativo. En todo caso, y como dije del aspartamo, la comprobación es fácil: si alguien no adelgaza y al suprimir la cafeína empieza a hacerlo, que no la tome. Al que pese a tomarla adelgace sin problemas, es evidente que no le afecta.

lunes, julio 10, 2006

Preguntas y dudas sobre la dieta

Vuelvo a recordar, para que quede como primer artículo del blog, que además de toda la información sobre la dieta Atkins que he recopilado desde enero de 2005 (la mayor parte de la cual se puede consultar a través de los enlaces que están puestos en la barra lateral en el epígrafe de 'Cómo seguir Atkins', además de los específicos de 'Recetas' y 'Tabla de carbohidratos'), esta página queda abierta a las preguntas, dudas y propuestas que me quieran plantear acerca de la dieta. Espero vuestros mensajes.

jueves, junio 22, 2006

Resultados análisis. 22/6/06

Llevaba mucho tiempo, más de un año, sin hacerme un análisis de sangre. Hoy lo he hecho y mi médico ha vuelto a decirme que estoy "como un cañón". He conseguido hasta subir el colesterol 'bueno' o HDL, que siempre tenía en niveles por debajo de lo normal. Con respecto al último análisis, el colesterol total sube, pero sólo 22 miligramos, mientras que el HDL sube 28, por lo que el balance final es positivo. Y siguen bajando los triglicéridos, incluso por debajo de los límites normales.

Estos son los resultados, con tres cifras de cada elemento analizado: la primera corresponde a junio de 2004, cuando empecé Atkins; la segunda, al resultado de mi anterior análisis, en abril del año pasado; y la tercera, al análisis de hoy:

Colesterol: 236 - 210 - 232 mg/dl. (valores normales 150-250)
HDL: 49 - 41 - 69 mg/dl. (valores normales 50-80)
LDL: 166 - 154 - 159 mg/dl. (valores normales 80-220)
Triglicéridos: 104 - 75 - 22 mg/dl. (valores normales 60-160)
Ácido Úrico: 8,8 - 6,9 - 4,2 mg/dl. (valores normales 2,0-7,0)
Glucosa: 89 - 97 - 98 mg/dl. (valores normales 70-110)
Creatinina: 1,0 - 1,0 - 0,9 mg/dl. (valores normales 0,7-1,3)
Transaminasas AST: 22 - 31 - 31 (valores normales 0-35)
Transaminasas ALT: 25 - 49 - 51 (valores normales 0-40)
Transaminasas ALP: 197 - 219 - 150 (valores normales 100-290)
Hierro: ? -72 - 81 microgr./dl. (valores normales 60-160)
Potasio: 4,0 - 4,4 - 3,8 mmol /l. (valores normales 3,5-5,0)

viernes, junio 16, 2006

Atracones

En los comentarios al artículo anterior, un mensaje plantea el problema de quienes están siguiendo Atkins y, por las razones que sean, se saltan la dieta con todo el equipo, dándose un auténtico atracón de alimentos plagados de hidratos de carbono. Esto es lo que dice el doctor Atkins al respecto:

"A veces, por descontrolado, es posible que usted se pase bastante de esa raya que se supone no debe traspasar si sigue Atkins, por ejemplo, al comer un alimento que no le está permitido. Podría suceder que esa pequeña trasgresión le provocase nuevas ansias de comida. Si eso sucede, manténgase alerta: quizá sea el preámbulo de un atracón en toda regla.

Hay muchos tipos de atracón, pero todos ellos significan una parada en un proceso de adelgazamiento. El peso que se gana en esos casos es tanto que se puede medir día a día. Es obvio que cuanto más tiempo se demore en ese estado, peores serán los resultados.

Para frenar ese proceso, primero tiene que darse cuenta de que está ante un problema y aplicar de inmediato una técnica efectiva. La mejor forma que conozco para ello es tomar ciertos nutrientes: picolinato de cromo o polinicotinato de cromo (400 mg tres veces al día durante dos días); L-glutamina (de 500 a 1.000 mg tres veces al día); además de una dosis de un complejo vitamínico del grupo B (50 mg). Al mismo tiempo, ayude a pasar el ansia con un régimen de inducción alto en grasas y proteínas: pescados grasos, aves, carne roja, quesos, batidos o soda dietética con nata. Dos días después de entrar en lipólisis y su efecto secundario de cetosis, el ansia de comer debe de desaparecer, de modo que tendrá el control de la situación de nuevo y su peso disminuirá hasta alcanzar casi el punto inicial. ¡Felicidades! Fue sólo un instante de debilidad... Pero, insisto, debe usted tomar medidas con rapidez, un día o dos después de haberse apartado del buen camino y no tras varias semanas.

Cuando la situación esté de nuevo bajo control, le conviene averiguar qué alimento o alimentos provocaron la situación, pues está claro que no le interesa tomar ese veneno otra vez.

Pero puede aparecer un problema importante de que hay algo en mi método nutricional que no le gusta. O, más concretamente, que hay algún alimento que le gusta demasiado y que no está usted comiendo. Es fácil que se pregunte: ¿Por qué prometí que no lo comería nunca más? Ya no quiero mantener esa promesa. ¿Por que "siempre" debe significar "siempre" y "nunca", "nunca"?

Esta importante pregunta tiene varias respuestas. En primer lugar le pido que reflexione acerca de la batalla que libra un alcohólico en su proceso de recuperación. Todos somos conscientes de que cuando el problema es una adicción importante como el alcoholismo, es importante que "nunca" signifique de verdad "nunca". De modo que si su tentación tiene que ver con un alimento al cual es usted adicto, debo indicarle que "nunca" significa "nunca". Claro que si está usted seguro de que su deseo por un alimento determinado tiene que ver con el placer y no con una adicción, entonces creo que debo permitirle que lo pruebe y analice los resultados. Es mejor que tome usted una pequeña cantidad de ese alimento y se sienta satisfecho, en lugar de privarse de él para luego, en un momento de debilidad, sufrir un acceso de ansiedad. Asegúrese de que ingiere una pequeña porción, cuente los hidratos de carbono y súmelos a su lista diaria, y esté atento por si ese alimento le provoca ansias de comer o la aparición de otros síntomas que ya no tenía desde que empezó usted Atkins. (Importante: este tipo de experimentos no está permitido en la fase de inducción)".